Pulsioximetros infantiles

El pulsioxímetro infantil no es para nada desconocido para muchos de los padres que nos leen pero para aquellos que desconozcan la necesidad de contar con medidor de saturación en casa les diré que su funcionalidad es medir la saturación de oxigeno en sangre del niño.

La diferencia con los pulsioxímetros normales es que los de los infantes están diseñados para dedos más pequeños y así evitar mostrar datos erróneos de las mediciones.

Una medición por debajo del 95% de saturación indicará que algo no marcha bien y deberás acudir al consultorio médico con el niño.

Pulsioximetros infantiles: Los más vendidos

 

Factores a considerar para comprar oxímetros para niños:

1. Precio

La asequibilidad es un factor esencial que debe tener en cuenta al comprar un oxímetro para niños de corta edad. Busque un oxímetro que favorezca su bolsillo. Los oxímetros caros tienen altas tarifas de mantenimiento pero duran más tiempo. Los oxímetros baratos tienen un bajo costo de mantenimiento pero pueden ser menos duraderos.

 

2. Peso

Los oxímetros para puberes deben ser livianos para que los puedas llevar a donde vayas. Debe poder mantenerlos en su bolsillo sin ninguna molestia. Es difícil dañar los oxímetros de peso ligero.

 

3. Sistema de alerta

Es vital que elijas un oxímetro de pulso con un sistema de alerta sonora. Le avisará si el pulso o la saturación de oxígeno de su bebé está por debajo de la zona segura. También debería alertarle si la batería está demasiado baja.

 

4. Durabilidad.

Debe comprar un oxímetro que dure mucho tiempo. Debe poder usar el oxímetro hasta que el niño crezca. No debe romperse en caso de impacto. Debe ser capaz de sobrevivir a un manejo brusco por parte del bebé. Debe registrar información precisa incluso después de usarlo por un período prolongado.

 

5. Pantalla.

La pantalla de un oxímetro para bebés debe ser clara y visible. Busque un oxímetro que tenga una hermosa luz de fondo. Los oxímetros que tienen un fondo ajustable son los mejores. La pantalla debe ser visible en diferentes ángulos para mayor comodidad. Además, compruebe las fuentes antes de comprar uno.

 

6. Precisión y consistencia.

Asegúrese de que el oxímetro sea preciso y confiable. Recuerde que está tratando con la salud de su recién nacido. Por lo tanto, los resultados deben ser exactos y confiables todo el tiempo. Puede comprobar la precisión comparándola con otros oxímetros. Debería poder mostrar resultados precisos y consistentes en unos pocos segundos. La función anti-movimiento es una ventaja añadida.

 

7. Facilidad de uso.

Un oxímetro para bebés debe ser fácil de usar para todos, incluso para los principiantes. No debería requerir ningún conocimiento o habilidad especializada para que usted lo use. La pantalla debe ser fácil de leer e interpretar.

8. Comentarios positivos de los clientes

Compre un oxímetro de una marca de confianza y de buena reputación. Asegúrate de que la marca tenga críticas favorables en Internet. Las opiniones positivas indican la satisfacción del cliente.

Conclusión

Un oxímetro para bebés debe ser simple y fácil de usar. Asegúrese de comprar uno que sea preciso y fiable. Además, asegúrese de que el oxímetro esté especialmente diseñado para niños. Los oxímetros pediátricos son diferentes de los demás oxímetros.
Debe ser lo suficientemente duradero como para poder usarlo en el siguiente niño y los resultados deben ser fáciles de leer y comprender. Un fabricante de buena reputación será un buen comienzo al momento de elegir. Por último, asegúrese de comunicarse con su médico si tiene alguna pregunta.